Suscríbete por

TELEGRAM

Hay mayor inmunidad en no vacunados que en los vacunados
Según un análisis publicado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH), un estudio reciente disponible en la prestigiosa revista revisada por pares Lancet revela que las inyecciones de refuerzo de la vacuna COVID-19 pueden ser dañinas para el sistema inmunológico y causar reacciones adversas significativas. El estudio también muestra que ocho meses después de un régimen de dos dosis, […]

04/08/2022

0

Según un análisis publicado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH), un estudio reciente disponible en la prestigiosa revista revisada por pares Lancet revela que las inyecciones de refuerzo de la vacuna COVID-19 pueden ser dañinas para el sistema inmunológico y causar reacciones adversas significativas.

El estudio también muestra que ocho meses después de un régimen de dos dosis, los inyectados tienen una función inmunológica más baja que los no vacunados.

El Dr. Kenji Yamamoto , un cirujano cardiovascular que es autor o coautor de miles de artículos disponibles en el sitio web PubMed de los NIH, destacó no solo la conocida disminución de la eficacia de las inyecciones experimentales basadas en el gen del coronavirus, sino que las inyecciones en realidad pueden causar daño también al sistema inmunitario de sus destinatarios.

El estudio de Lancet mostró que la función inmunológica entre las personas vacunadas 8 meses después de la administración de dos dosis de la vacuna COVID-19 era más baja que la de las personas no vacunadas, escribió el médico japonés.

Al informar sobre su experiencia en el Okamura Memorial Hospital en Shizuoka, Japón, el respetado médico mencionó numerosos problemas asociados con las inyecciones, incluida la culebrilla, que a veces se denomina «síndrome de inmunodeficiencia adquirida por la vacuna». Desde finales de 2021, su departamento cardiovascular se ha encontrado con muchos casos que “son difíciles de controlar”.

Advierte además que a medida que pasa el tiempo, es probable que las lesiones por la vacuna COVID-19 “se vuelvan más evidentes. Se ha planteado la hipótesis de que habrá un aumento de las enfermedades cardiovasculares, especialmente los síndromes coronarios agudos causados ​​por las proteínas de pico en las vacunas genéticas”.

Compartió que en algunos casos extremos, debido a las inyecciones, los pacientes experimentaron una inflamación grave después de la cirugía a corazón abierto “que no pudo controlarse incluso después de varias semanas” y “hubo algunas muertes”.

A fines de junio, el  BMJ  publicó  un estudio que muestra que las inyecciones de Pfizer y Moderna tenían más probabilidades de hospitalizar a las personas debido a los efectos adversos graves de las inyecciones que lo protegerían de lesiones graves con COVID.

El riesgo de lesión posterior a la vacuna fue tan grande que los autores concluyeron que «no había evidencia de una reducción en la mortalidad general en los ensayos de vacunas de ARNm».

<a href="https://inquisitivo.net/autor/redaccion-inquisitivo/" target="_self">Redacción Inquisitivo</a>

Redacción Inquisitivo

La notas firmadas como “Redacción Inquisitivo” son producidas por miembros de nuestra redacción bajo la supervisión del editor de la sección en las que son publicadas buscando conservar la línea editorial que nos caracteriza.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Únete a la lucha!

Necesitamos de tu ayuda para seguir adelante en esta batalla

Síguenos en redes